Así Tania en Lectura, 2018

Lectura_Chopo_2018_4

¿Alguna vez han visto a una araña tejer su red?, así Tania Solomonoff en Lectura, 2018; sus gestos cavilantes, sus acciones certeras, la manera en que recorre el espacio, rasga la cinta, fija las líneas, ve. Se aleja, va, vuelve. A ratos su cuerpo como congelado detiene la escena —un pie aún en el aire incluso—, ¿en qué piensa?  Y ese pie que desliza con una suavidad inesperada sobre el suelo, ¿qué acaricia?

Las hebras de la telaraña van saliendo poco a poco: de pronto se alza la voz de la madre “¿Por qué el conejo tiene las orejas largas?” Entra la infancia y se instala en el ambiente mientras la acción con el cuerpo continúa: líneas negras se extienden sobre el suelo blanco. Marcar el espacio. Demarcarlo. El cuerpo que demarca, ¿qué siente? ¿lo atraviesa —¿de qué modo?— el pasado del conejo, el tiempo aquel en el que sus orejas eran tan cortas como las del ratón y sólo por eso no fue invitado a la gran cena?

Se abren las preguntas, distintas todas para cada espectador ¿Torres, casas, sombras, animales? Se abre el espacio de lectura creado por el diagrama que Tania ha ido dibujando. Orejas largas, plantas, círculos, cangrejos, una mano abierta en negro, techos, trazos negros, serpientes, figuras negras sobre blanco, rectángulos, triángulos, negras telas que se alzan como el mar. No es una la imagen que se conforma, son muchas, y todas se desdoblan mientras Tania insiste en su dibujo rodeada por los espectadores que observamos desde el borde. Y es que somos el borde.

¿Alguien quiere entrar a habitar el espacio?, pregunta la artista buscando nuestras miradas: el espacio íntimo y autobiográfico se reconfigura cuando un pedazo del borde se desplaza al centro. La imagen es otra ahora; otros los límites, otras las lecturas. Nuevos personajes en la escena y con ellos Tania que hasta el último momento recompone su diagrama. Una hebra más se lanza con la voz del padre amplificada contando los detalles cotidianos de su vida familiar en un estrecho apartamento en París.

Finalmente, la quietud. Y con ella el momento límite que permite romper los bordes por completo: recorremos el dibujo, caminamos sobre él mientras las imágenes evocadas se evaporan con la algarabía y las voces del público ahora parte indiscutible de la fina red que se ha tejido en la instalación escénica Lectura, 2018.

 

[Todas las fotografías son de Octavio Soto]

Lectura, 2018 / Instalación escénica / Tania Solomonoff/ Museo Universitario del Chopo/ Junio 7 de 2018, Ciudad de México.

Más sobre Tania Solomonoff: https://taniasolomonoff.work/

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

PABELLÓN DE LA OREJA

Escritos / Julia Nanda Bejarano López

Carlos Camacho

Reflexiones arbitrarias sobre Arte y Pedagogía.

Litttera

Literatura, Lingüística, Cultura...

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

sebastianquinterovelasquez

Just another WordPress.com site

dosvecesbreve

dosvecesbreve

" Una Voz en el Silencio "

Literatura, reflexiones, pensamientos, fotografía, arte, musica, cine y cosas de actualidad

La Calamara

Reseñas de literatura escrita por mujeres

ECHANDO FLORES

las mujeres en el cine colombiano

DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

Bitácora nostálgica, de un cubano que vive hace más de dos décadas en Suecia

libreta de abastecimientos

A veces surjo de lo que escribo como una serpiente surge de su piel (Enrique Vila-Matas - El viaje vertical)

costuras y pre(-)textos

A veces surjo de lo que escribo como una serpiente surge de su piel (Enrique Vila-Matas - El viaje vertical)

Un lugar de paso

A veces surjo de lo que escribo como una serpiente surge de su piel (Enrique Vila-Matas - El viaje vertical)

Ohpino

A veces surjo de lo que escribo como una serpiente surge de su piel (Enrique Vila-Matas - El viaje vertical)

elorejonsabanero.com

A veces surjo de lo que escribo como una serpiente surge de su piel (Enrique Vila-Matas - El viaje vertical)

lapieldelabatata

Bocetos, versiones, fragmentos de realidad · Textos por: Andrés Gómez O

El Blog de Konstance

Para amantes de la Literatura

A %d blogueros les gusta esto: