Silencio se escribe con hache

texto en tinta blanca carolopez

Largo silencio. Motivos para escribir no han faltado (mi agenda y mi escritorio están llenos de apuntes) pero lo que había querido todos estos días era callar.

Callar, como una hache, mas no desaparecer. Eso quería. Se me ocurrió, entonces, como solución a un dilema latente, escribir con la letra muda del abecedario. Hice planas, la mezclé con algunas vocales, puse haches solas por ahí…  Nada funcionó. Todo era ruido, no supe como hablar de silencios.

¿Cómo escribir sobre lo que no se quiere hablar pero no puede dejarse a un lado?

El 7 de abril mamá cumplió un año de muerta. Al día siguiente una porción amplia de mi vida fue asesinada de un solo golpe y sin anestesia. Recibí aquel golpe en la noche y el 9 de abril estaba celebrando mi cumpleaños número 33, más consciente que nunca de que toda muerte significa un nacimiento. Llegó mayo y con él, el día de la madre. No me gusta el drama y tal vez por eso preferí hacer como si fuera un día cualquiera. Estuve lejos de los que celebraron. Ni siquiera llamé a mi abuela. A pesar de todos los esfuerzos, nada logró invisibilizar la ausencia de mamá: ella estaba ahí, como lo está la octava letra del abecedario en un montón de palabras que usamos indiscriminadamente. Era el día de la madre y tuve que atravesarlo como quien no puede saltarse la hache cuando dice en voz alta:

hueco

humo

hielo

hormiga

o huérfana (aunque no se escuche, está ahí). Tal vez sólo al escribir somos conscientes de la hache y seguramente por esta razón aquella letra se me reveló como algo místico. Empecé a buscar sobre su etimología  y esto fue parte de lo que encontré:

La H no representa una consonante, sino sólo una aspiración (…) la aspiración es un aumento de fuerza que da el aliento a una letra.

¿No es profundamente bello? Pues bien, me pareció casi como estar leyendo un oráculo.

Es curioso que un post motivado por el silencio haya terminado tan hablador. Para ser franca, la única palabra que hubiera valido la pena escribir aquí, en este post, hoy, es una palabra corta, seca y ahogada. Se trata de una interjección que, según la RAE, sirve “para manifestar muchos y muy diversos movimientos del ánimo, y más ordinariamente asombro, pena o alegría”. Con ella los dejo, pronunciada con la fuerza y el sobrecogimiento con los que fue escrita:

Oh carolopez letraypalabra

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

8 comentarios

  1. Anónimo

     /  mayo 20, 2013

    Gracias Caro, por recordarme cómo la belleza nos sobrecoge el alma…

    Responder
  2. Los griegos le llamaban espíritu a esa aspiración que muy, muy lentamente se transformó en lo que otro idioma llegó a llamar “hache”, un símbolo mudo que evoca la memoria de las palabras que hace siglos, siglos, llevaban un espíritu al comienzo… como cuando uno “pronuncia” en el llanto “jjjj”… o en el orgasmo, “hhhh”… Un brindis por Letra y Palabra!

    Responder
  3. La memoria de las palabras, Lu… alucinante, ¿no? ¡Salud!

    Responder
  4. Anónimo

     /  mayo 27, 2013

    gracias Caro, mas silencio, mas ruido!!

    Responder
  5. Pablo Tsao Borrero

     /  agosto 16, 2015

    El silencio necesario Que da fuerza a la palabra, el aliento qUE E’s sinonimo de vida, de meterlo dentro para sacarlo fuera. Hermoso texto. Gracias.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ECHANDO FLORES

las mujeres en el cine colombiano

libreta de abastecimientos

A veces surjo de lo que escribo como una serpiente surge de su piel (Enrique Vila-Matas - El viaje vertical)

costuras y pre(-)textos

A veces surjo de lo que escribo como una serpiente surge de su piel (Enrique Vila-Matas - El viaje vertical)

Un lugar de paso

A veces surjo de lo que escribo como una serpiente surge de su piel (Enrique Vila-Matas - El viaje vertical)

Ohpino

A veces surjo de lo que escribo como una serpiente surge de su piel (Enrique Vila-Matas - El viaje vertical)

El orejón sabanero

A veces surjo de lo que escribo como una serpiente surge de su piel (Enrique Vila-Matas - El viaje vertical)

lapieldelabatata

Bocetos, versiones, fragmentos de realidad · Textos por: Andrés Gómez O

El Blog de Konstance

Para amantes de la Literatura

A %d blogueros les gusta esto: